Suelo: sus propiedades, composición, capacidad de absorción.

Suelo: sus propiedades, composición, capacidad de absorción.

Sobre suelo, elementos y plantas "para la salud". Parte 2

Leer la parte anterior: Sobre la "utilidad" de las hortalizas, como derivado de la calidad del suelo


Para evitar el agotamiento del suelo, para obtener vegetales con un contenido completo de nutrientes, es necesario aplicar fertilizantes, incluidos fertilizantes minerales, y el uso de micronutrientes quelados.

Se ha establecido que las plantas tienen periodos críticos en relación a un elemento mineral en particular, es decir, hay periodos de mayor sensibilidad de la planta a una carencia de este elemento en determinadas etapas de la ontogénesis. Esto le permite ajustar la proporción de nutrientes según la fase de desarrollo y las condiciones ambientales.

Con la ayuda de fertilizantes, es posible regular no solo el tamaño del cultivo, sino también su calidad. Entonces, para obtener grano de trigo con alto contenido proteico se deben aplicar fertilizantes nitrogenados, y para obtener productos con alto contenido de almidón (por ejemplo, granos de cebada maltera o tubérculos de papa) se necesitan fósforo y potasio.

La alimentación foliar con fósforo poco antes de la cosecha mejora la salida de asimilados de las hojas de remolacha azucarera a los cultivos de raíces y, por lo tanto, aumenta su contenido de azúcar. Por lo tanto, con el enfoque correcto fertilizantes minerales nosotros necesitamos.

Tomemos un ejemplo de la práctica. Calculemos las cantidades necesarias de nutrientes, digamos, para tomate... Esta planta, con un rendimiento previsto de 50 kg a partir de 10 m², produce 225–250 g de nitrógeno, 100–125 - de fósforo y 250–275 g de potasio. De acuerdo con los resultados del análisis de agroquímicos en el campo donde planean cultivar tomates el próximo año, resulta que antes de fertilizar, en la capa de suelo cultivable (0-30 cm) en 10 m² hay aproximadamente 150 g de nitrógeno, 20 - fósforo y 200 g de potasio en formas digeribles ...

En consecuencia, para obtener el rendimiento planificado, es necesario agregar 75 a 90 g de nitrógeno, 80 a 100 g de fósforo y 25 a 50 g de potasio en esta área. Por último, se deben agregar al tuk aproximadamente 250-300 g de nitrato de amonio, 400-500 g de superfosfato simple y no más de 100 sal de potasio por 10 m². Dosis fertilizantes organicos determinado teniendo en cuenta el contenido de los elementos principales en ellos. Por ejemplo, tome estiércol, pero puedes usar un buen compost... Se sabe que 150 g de nitrógeno, 75 - fósforo, 180 - potasio, 60 - manganeso, 0,0010 g - boro, 0,06 - cobre, 12 - molibdeno, 6 - cobalto, aproximadamente 0,5 g de calcio y magnesio (en términos de dióxido de carbono).

Es decir, al aplicar 30 kg de estiércol por cada 10 m² de lechos de tomate, se cubre casi por completo la necesidad de nutrientes básicos del cultivo. Sin embargo, teniendo en cuenta el hecho de que el estiércol proporciona al complejo absorbente del suelo los principales elementos de la nutrición de las plantas durante tres años, junto con el fertilizante orgánico, se agregan dosis ajustadas de fertilizantes minerales, es decir, Los fertilizantes minerales se requieren mucho menos cuando se aplican junto con materia orgánica.

La ventaja de la fertilización orgánica consiste en un efecto positivo sobre las propiedades agrofísicas del suelo (la composición de microagregados y la resistencia al agua de la macro y microestructura mejoran, la capacidad de retención de agua, el contenido de humedad del suelo disponible, la tasa de infiltración, porosidad, etc.). Con la introducción de dicha tasa de estiércol, se forman 1,6-1,7 kg de humus. Cabe señalar que la cantidad de humus que se forma variará según la cobertura del suelo y la calidad del abono.

La remoción de nutrientes del suelo con la cosecha debe ser compensada con la adecuada introducción de sustancias orgánicas y minerales, de lo contrario empeoramos la fertilidad del suelo. Está claro que en las casas de veraneo, donde no hay mucha tierra cultivada, el consumo de fertilizantes es pequeño, lo que significa que es bastante posible encontrar varios cubos de buen humus. 10 m2 Se requieren 30 kg, pero 10 hectáreas requerirán 300 toneladas de estiércol y, en consecuencia, 3 toneladas de fertilizantes minerales.

En Polonia, por ejemplo, en grandes áreas utilizan abono verde, planificar la siembra de guisantes, lupinowiki, seradella, rangos, trébol, mostaza y otras plantas, cuya masa verde se ara en el suelo. Al descomponerse, este material mejorará las propiedades físicas del agua del suelo, lo enriquecerá con microflora y nutrientes beneficiosos. De hecho, en términos de valor nutricional, los abonos verdes están cerca del abono.

Los cultivos de abono verde se siembran en primavera y luego, después de ararlos en el suelo, se colocan allí las plantas de hortalizas tardías, patatas... También se siembran como re-cultivos después de hortalizas tempranas, en amplios pasillos de cultivos en hileras, etc. Cabe señalar que el abono verde enriquece el suelo principalmente con nitrógeno, por lo que se les añade fertilizantes de fósforo y potasio en dosis óptimas para el cultivo cultivado.

Para obtener una buena masa de abono verde en períodos secos, se riega el suelo (400–450 m² / ha). El número de riegos puede variar entre 3-5. En general, los fertilizantes minerales en forma de apósitos son indispensables para corregir el crecimiento de las plantas en sus diversas fases. El efecto de los fertilizantes orgánicos depende en gran medida de la actividad biológica del suelo, y en el noroeste, especialmente en primavera cuando baja la temperatura, es necesaria la fertilización con nitrógeno mineral, fertilizando con microelementos para muchos cultivos.

Intentemos, desde el punto de vista de la ciencia genética moderna del suelo, comprender los métodos de cultivo. En su obra "Lectures on Soil Science" (1901) V.V. Dokuchaev escribió que el suelo "... es una función (resultado) de la roca madre (suelo), el clima y los organismos, multiplicados por el tiempo".

De una forma u otra, en palabras del académico V.I. Vernadsky, el suelo es el cuerpo bioinerte de la naturaleza, es decir. el suelo es una consecuencia de la vida y al mismo tiempo una condición para su existencia. La posición especial del suelo está determinada por el hecho de que tanto sustancias minerales como orgánicas están involucradas en su composición y, lo que es especialmente importante, un gran grupo de compuestos orgánicos y organominerales específicos: humus del suelo.

Los filósofos griegos, empezando por Hesíodo y hasta Teofrasto y Eratóstenes, intentaron durante seis siglos comprender la esencia del suelo como fenómeno natural. Los científicos romanos estaban más inclinados a la practicidad y en el transcurso de dos siglos crearon un sistema bastante armonioso de conocimiento sobre los suelos y su uso agrícola, fertilidad, clasificación, procesamiento, fertilización.

No profundizaré en la teoría de la ciencia del suelo, señalaré que el interés en el estudio del suelo, como usted entiende, ha sido manifestado por la humanidad desde la antigüedad y, como decidimos, para obtener vegetales útiles y otras plantas, Necesitamos un suelo en el que las plantas puedan encontrar de todo, sustancias necesarias para su desarrollo.

Con la acumulación de información sobre el suelo y el desarrollo de las ciencias naturales y la agronomía, la idea de lo que determina la fertilidad del suelo también cambió. En la antigüedad, se explicaba por la presencia en el suelo de "grasas" o "aceites vegetales" especiales, "sales" que dan lugar a todas las "plantas y animales" de la Tierra, luego - por la presencia en el suelo de agua , humus (humus) o nutrientes minerales, y finalmente, la fertilidad del suelo comenzó a asociarse con la totalidad de las propiedades del suelo en la comprensión de la ciencia genética del suelo.

Solo en el siglo XIX, principalmente gracias a los trabajos de Liebig, fue posible eliminar las ideas erróneas sobre la nutrición de las plantas. Por primera vez, dos botánicos alemanes F. Knop y J. Sachs lograron llevar una planta de las semillas a la floración y nuevas semillas en una solución artificial en 1856. Esto hizo posible descubrir exactamente qué elementos químicos necesitan las plantas. La fertilidad del suelo se entiende como su capacidad para asegurar el crecimiento y reproducción de las plantas con todas las condiciones que necesitan (y no solo agua y nutrientes).

El mismo suelo puede ser fértil para algunas plantas y poco o completamente estéril para otras. Los suelos de los pantanos, por ejemplo, son muy fértiles en relación con las plantas de los pantanos. Pero la estepa u otras especies de plantas no pueden crecer en ellos. Los podzoles ácidos y bajos en humus son fértiles en relación con la vegetación forestal, etc. Los elementos de la fertilidad del suelo incluyen todo el complejo de propiedades físicas, biológicas y químicas del suelo. De estos, los más importantes, que determinan una serie de propiedades subordinadas, son los siguientes.

Composición granulométrica del suelo, es decir el contenido de fracciones de arena, polvo y arcilla en él. Los suelos arenosos y arenosos ligeros se calientan antes que los pesados ​​y se denominan suelos "cálidos". La baja capacidad de humedad de los suelos de esta composición evita la acumulación de humedad en ellos y conduce a la lixiviación de nutrientes y fertilizantes del suelo.

Los suelos arcillosos y arcillosos pesados, por el contrario, tardan más en calentarse, son "fríos", ya que sus finos poros no se llenan de aire, sino de agua muy tibia. Son poco permeables al agua y al aire, absorben mal la precipitación atmosférica. Una parte importante de la humedad del suelo y las reservas de nutrientes en suelos pesados ​​son inaccesibles para las plantas. Los suelos arcillosos son los mejores para el crecimiento de la mayoría de las plantas cultivadas.

El contenido de materia orgánica en el suelo. La composición cuantitativa y cualitativa de la materia orgánica está asociada con la formación de una estructura resistente al agua y la formación de propiedades físicas y tecnológicas del agua del suelo favorables para las plantas. Actividad biológica del suelo. La actividad biológica del suelo está asociada a la formación de productos microbianos en él, estimulando el crecimiento de las plantas o, por el contrario, ejerciendo sobre ellas efectos tóxicos. La actividad biológica del suelo determina la fijación de nitrógeno atmosférico y la formación de dióxido de carbono, que interviene en el proceso de fotosíntesis de las plantas.

Capacidad de absorción del suelo. Determina una serie de propiedades del suelo vitales para las plantas: su régimen nutricional, propiedades químicas y físicas. Debido a esta capacidad, los nutrientes son retenidos por el suelo y son menos arrastrados por la precipitación, mientras permanecen fácilmente accesibles para las plantas. La composición de los cationes absorbidos determina la reacción del suelo, su dispersión, la capacidad de agregación y la resistencia del complejo absorbente a la acción destructiva del agua en el proceso de formación del suelo.

La saturación del complejo absorbente con calcio, por el contrario, proporciona a las plantas una reacción favorable, cercana a la neutralidad del suelo, protege su complejo absorbente de la destrucción, promueve la agregación del suelo y la fijación de humus en él. Por eso es tan importante realizar el encalado del suelo a tiempo. Así, prácticamente todas las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos sirven como elementos de fertilidad del suelo.

Lea la siguiente parte. Tipos de suelo, procesamiento mecánico, fertilizantes y fertilizantes →

Vladimir Stepanov, Doctor en ciencias biologicas


Alivio

Este factor tiene un efecto indirecto sobre el proceso de formación del suelo. El relieve determina la ley de la redistribución de la humedad y el calor. Dependiendo de la altitud, el régimen de temperatura cambia. Es con la altura que se asocia la zonificación vertical en las regiones montañosas del planeta.

La naturaleza del relieve determina el grado de impacto del clima en la formación del suelo. La redistribución de la precipitación ocurre debido a cambios de elevación. En las zonas bajas, la humedad se acumula, pero en laderas y colinas no permanece. Las laderas sur del hemisferio norte reciben más calor que las del norte.


El concepto de la composición de un objeto de arquitectura del paisaje en el ejemplo de parques conocidos.

49. El concepto de estructura volumétrico-espacial. Los tipos de estructuras espaciales (SPT) son una característica de cada tipo. Relación óptima de tipos de estructuras espaciales.

ESTRUCTURA VOLUMEN-ESPACIAL: esta es una categoría de composición, que refleja la conexión semántica, subordinación e interacción de todos los elementos de la forma entre sí y con el espacio.

El concepto de estructura volumétrico-espacial de un objeto de la arquitectura del paisaje incluye el espacio (territorio) del objeto y su plano constituyente (superficie de la tierra) y volumen (plantaciones y estructuras). Al organizar esta estructura se deben resolver problemas funcionales, estéticos y biológico-ecológicos.

La determinación del tipo de estructura espacial, cuya relación forma la estructura volumétrico-espacial de los objetos de la arquitectura del paisaje es una tarea importante en el diseño.

Tipos de estructuras espaciales (SPT): características de cada tipo

1.El tipo de estructura espacial abierta es un espacio de césped, senderos y áreas de juego, macizos de flores con una sola disposición de arbustos y árboles pequeños, cuyo área de proyección de las copas no excede el 10-15% del sitio .

2. Las TPN semiabiertas son plantaciones en forma de pequeños grupos o plantaciones en hileras de plantas leñosas, con proyecciones de copa, que ocupan hasta el 50% del territorio del sitio. Cercanía 0.3-0.5

3. Un tipo cerrado de estructura espacial está formado por plantaciones, proyecciones uniformemente cerradas, cuyas coronas ocupan casi toda el área del sitio del bulevar. El cierre del dosel es 0.6-1.

Se destruye la estructura volumétrico-espacial de las plantaciones bajo la influencia de cargas antropogénicas y otros factores, las plantaciones dejan de realizar sus funciones (estéticas, ecológico-biológicas y microclimáticas).

zona cerrado medio abierto abierto
bosque 20-25 25-30
bosque-estepa 55-60 25-30 15-20
estepa 65-70 20-25 10-15

50. Suelo, sus propiedades básicas. Tipos de fertilidad, formas de aumentarla.

El suelo es la capa superficial de la litosfera de la Tierra, que tiene fertilidad y es un sistema estructural multifuncional heterogéneo abierto de cuatro fases (fases sólidas, líquidas, gaseosas y organismos vivos) formado como resultado de la meteorización de las rocas y la vida de los organismos. Se considera una membrana natural especial (biogeomembrana) que regula la interacción entre la biosfera, la hidrosfera y la atmósfera de la Tierra. Los suelos se forman bajo la influencia del clima, el relieve, la roca madre original, así como los organismos vivos y cambian con el tiempo.

La estructuralidad de los suelos es la capacidad de la masa de suelo para desintegrarse en terrones separados de varias formas y tamaños. En suelo virgen, cada tipo de suelo se caracteriza por una estructura específica.

Una propiedad del suelo es una característica estable del suelo que determina su funcionamiento y desarrollo.

Propiedades básicas del suelo:

- Capacidad de absorción mecánica - La propiedad del suelo de retener mecánicamente sustancias suspendidas en el agua, se debe a la composición mecánica, estructura, composición, porosidad y capilaridad del suelo.

- Capacidad de absorción física - la propiedad del suelo de absorber moléculas de electrolitos de la solución, productos de la descomposición hidrolítica de sales de ácidos débiles y bases fuertes, así como coloides durante su coagulación.

- Capacidad de absorción química - la propiedad del suelo de retener iones como resultado de la formación de sales insolubles o poco solubles.

- Capacidad de absorción biológica Está asociado a la actividad vital de los organismos del suelo (principalmente microflora), que asimilan y fijan diversas sustancias en su organismo, y cuando mueren enriquecen el suelo con ellas.

- Propiedades físicas y químicas del suelo:

Físico incluyen: porosidad, plasticidad, pegajosidad, cohesión, dureza

Al químico amortiguación del suelo - la capacidad de una suspensión de suelo para resistir un cambio en su reacción activa (pH) cuando se introducen ácidos o álcalis en el suelo.

- Propiedades térmicas y régimen térmico de los suelos. - La capacidad de absorber energía radiante, que se convierte en calor.

- Las propiedades hídricas del suelo son un factor importante en la formación del suelo.

La propiedad más importante del suelo es su Fertilidad, es decir, la capacidad de asegurar el crecimiento y desarrollo de las plantas. Para ser fértil, el suelo debe tener una cantidad suficiente de nutrientes y un suministro de agua necesario para alimentar las plantas, es por su fertilidad que el suelo, como cuerpo natural, se diferencia de todos los demás cuerpos naturales (por ejemplo, piedra estéril ), que no son capaces de satisfacer la necesidad de las plantas para la presencia simultánea y conjunta de dos factores de su existencia: el agua y los minerales.

Distinguir lo siguiente tipos de fertilidad: natural (natural), artificial, potencial, eficaz y económico.

La fertilidad natural (natural) es la fertilidad que posee el suelo (paisaje) en su estado natural. Se caracteriza por la productividad de las fitocenosis naturales.



La fertilidad artificial (natural-antropogénica, según V.D.Mukha) es la fertilidad que posee el suelo (paisaje agrícola) como resultado de la actividad económica humana. En muchos aspectos, hereda el natural. En su forma pura, es típico de suelos de invernadero, suelos regenerados (a granel).

El suelo tiene ciertas reservas de nutrientes (fondo de reserva), que se realizan al crear un cultivo de plantas por consumo parcial (fondo de intercambio). Desde este punto de vista, se sigue el concepto de fertilidad potencial.

La fertilidad potencial es la capacidad de los suelos (paisajes y paisajes agrícolas) para proporcionar un cierto rendimiento o productividad de cenosas naturales. Esta capacidad no siempre se realiza, lo que puede estar asociado con las condiciones climáticas, la actividad económica. La fertilidad potencial se caracteriza por la composición, propiedades y regímenes de los suelos. Por ejemplo, los suelos chernozem tienen un alto potencial de fertilidad, los suelos podzólicos tienen un potencial bajo, sin embargo, en años secos, los rendimientos de los cultivos en chernozems pueden ser más bajos que en los suelos podzólicos.

La fertilidad efectiva es parte del potencial, materializado en el rendimiento de cultivos agrícolas bajo ciertas condiciones climáticas (meteorológicas) y agronómicas. La fertilidad efectiva se mide por el rendimiento y depende tanto de las propiedades del suelo, del paisaje como de la actividad económica de una persona, el tipo y variedad de cultivos que se cultivan.

La fertilidad económica es la fertilidad efectiva, medida en términos económicos que toman en cuenta el valor del cultivo y el costo de obtenerlo.

Medidas para mejorar la fertilidad del suelo:

- asegurando un aumento en el contenido de nutrientes y humus en el suelo

- Mejora del estado fitosanitario de las tierras cultivables y de recuperación - tierras previamente drenadas y regadas.

- uso racional de la tierra erosionada

- Prevención del desarrollo de procesos de degradación del suelo.

Formas biológicas de colgar la fertilidad del suelo.

Vermicompost es un fertilizante microbiológico que contiene microorganismos. Los cuales, cuando ingresan al suelo, lo pueblan, secretan fitohormonas, antibióticos, compuestos fungicidas, bactericidas, lo que conduce al desplazamiento de la microflora patógena. Todo esto cura el suelo, elimina muchas enfermedades de las plantas y aumenta la fertilidad del suelo.

Turba, agromelioraciones (aserrín, ramas finamente picadas), compost, abono verde (cereales o legumbres utilizados como fertilizantes)

Fecha de publicación: 2015-04-18 Vistas: 22 Infracción de derechos de autor


Capítulo 3 AGROQUÍMICA Y FERTILIDAD DEL SUELO

La fertilidad del suelo es la capacidad del suelo para satisfacer las necesidades de nutrientes, humedad y aire de las plantas, así como para proporcionar las condiciones para su vida normal.

El suelo es la fuente del bienestar material de la humanidad, el mayor regalo de la naturaleza. Por tanto, la protección y reproducción de la fertilidad del suelo es el principio fundamental de una agricultura altamente productiva, obteniendo rendimientos elevados y sostenibles. Un indicador importante de alta fertilidad del suelo es la presencia de un aporte suficiente de nutrientes necesarios para las plantas, que se encuentran en una forma disponible para los cultivos debido a la movilización de elementos que componen la fertilidad potencial y el uso de fertilizantes.

Una propiedad importante del suelo es su capacidad de absorción, que se entiende como la capacidad del suelo para absorber y retener sustancias sólidas, líquidas y gaseosas.

Debido a la capacidad de absorción del suelo, los nutrientes, aunque permanecen disponibles para las raíces de las plantas, no se filtran. Se acumulan en el suelo durante siglos, participan en ciclos bioquímicos, asegurando la vida de nuevas generaciones de organismos vegetales. La alta fertilidad del suelo proporciona una nutrición vegetal óptima, la formación de un alto rendimiento y productos de alta calidad para la nutrición humana y la alimentación animal. Dichos suelos pueden acumular humedad en las cantidades y formas requeridas y evitar que se filtre a lo largo del perfil, se lave a lo largo de la superficie y se evapore a la atmósfera, creando condiciones óptimas de agua y aire. El buen humus y el estado estructural del suelo asegura su alta capacidad de humedad.

Una propiedad importante de los suelos fértiles es su actividad biológica, que caracteriza la intensidad de los procesos biológicos en el suelo. La beneficiosa microfauna del suelo no solo participa en el ciclo biológico de los nutrientes, sino que también libera enzimas, antibióticos, estimulantes del crecimiento y otras sustancias orgánicas que tienen un efecto beneficioso sobre las plantas cultivadas.

La creación de condiciones óptimas para el crecimiento y desarrollo de las plantas se asocia en gran medida con un cambio en las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, la presencia en él de una cantidad suficiente de nutrientes asimilables para las plantas, la intensidad de los procesos de la transición de nutrientes de una forma que es difícil para las plantas a una forma fácilmente accesible y viceversa, es decir procesos de su movilización e inmovilización. Todo esto determina la necesidad de plantas cultivadas en fertilizantes, así como en el uso de un complejo de medidas agrotécnicas y de recuperación. En otras palabras, existe una relación constante entre plantas, suelo y fertilizantes.

El fertilizante introducido en el suelo como resultado de la interacción con el suelo y el efecto de los microorganismos del suelo sufre diversas transformaciones que afectan su capacidad para moverse en el suelo, la solubilidad de los elementos alimenticios que contiene y su disponibilidad para las plantas. Estas transformaciones dependen de las propiedades del suelo y los fertilizantes. Por ejemplo, en suelos arenosos, la tasa de descomposición de los fertilizantes orgánicos entrantes, siendo los factores restantes iguales, es mayor que en suelos arcillosos y arcillosos.

La velocidad y el grado de descomposición de los fertilizantes orgánicos también dependen del enriquecimiento de los suelos con microorganismos, su composición y actividad biológica, así como de las condiciones que determinan la actividad vital de los microorganismos (composición del suelo, su estructura y aireación, régimen hidrotermal y propiedades fisicoquímicas, sobre la presencia de nutrientes en él, etc.). La intensidad de la mineralización de los fertilizantes orgánicos está determinada en gran medida por su biogenicidad. Por ejemplo, el estiércol es una sustancia biológicamente activa, es rico en microorganismos, cada tonelada contiene hasta 13 kg de microbios vivos. La turba, por el contrario, es pobre en microorganismos y, por tanto, se descompone lentamente en el suelo.

En el suelo, los fertilizantes minerales (como los productos de descomposición mineral de los fertilizantes orgánicos) sufren profundas transformaciones. Por ejemplo, la roca de fosfato, bajo la influencia de la reacción ácida de la solución del suelo o las secreciones ácidas del sistema de raíces de un cultivo como el altramuz, pasa a una forma soluble para la nutrición de las plantas. Los fertilizantes minerales pueden entrar en reacciones de intercambio con partículas sólidas coloidales del suelo y, por lo tanto, ser retenidos en él, pueden ser absorbidos por microorganismos y fijados temporalmente en plasma vivo, etc. Velocidad

los procesos de transformación de los fertilizantes recibidos en el suelo dependen de la naturaleza de los fertilizantes, las propiedades del suelo, las condiciones climáticas y un conjunto de medidas agrotécnicas. La interacción de los fertilizantes y el suelo puede tener consecuencias positivas o negativas en la nutrición de las plantas, la formación del rendimiento y la calidad del producto.

Además, el fertilizante también actúa sobre el suelo (reacción de la solución, intensidad y dirección de los procesos microbiológicos, etc.), es decir. Además de suministrar a la planta elementos alimenticios, los fertilizantes actúan sobre las condiciones generales de fertilidad del suelo. Por tanto, es muy importante conocer la composición del suelo, sus propiedades y fertilidad, la naturaleza y dirección de los procesos físicos, químicos, químicos y biológicos que ocurren en él. Esto permitirá determinar correctamente las características de la transformación de los fertilizantes en el suelo y su efecto sobre el crecimiento de las plantas, teniendo en cuenta los requisitos biológicos y las condiciones específicas de cultivo.

El mayor efecto de los fertilizantes se obtiene en tales condiciones cuando las plantas cuentan con todas las condiciones de vida necesarias para ellas de la mejor manera posible: alimentos, agua, aire, calor, luz, cuando el suelo está limpio de malezas, cuando las plantas no están afectados por plagas, enfermedades, etc.

Para una comprensión más completa de la influencia de la agroquímica en la fertilidad y las propiedades del suelo, es necesario considerar las siguientes preguntas:

  • composición y propiedades de las partes minerales y orgánicas del suelo
  • capacidad de absorción y propiedades del suelo
  • cambio y optimización de la fertilidad y las propiedades del suelo con el uso prolongado de fertilizantes
  • Circulación biológica y equilibrio de nutrientes y humus en la agrocenosis.


Uso de aditivos

Para que la tierra en la que se cultivan las plantas sea lo más útil y segura posible para ellas, se utilizan los siguientes aditivos:

  • Hace que el suelo sea ligero, suelto y transpirable.
  • Crea un ambiente ácido, eliminando la cal.
  • Sin bacterias.

Lowland (oscuro)

Puede ajustar la cantidad de aditivos utilizados a su discreción. Puede utilizar nuestras recetas de suelos como recomendaciones.

Incluso la mejor tierra no ayudará a que una violeta crezca bien si la riegas. ¿Cómo regar correctamente una violeta? Descúbrelo en el material de nuestro enlace.


Cómo aumentar la acidez del suelo

Antes de continuar con la oxidación del suelo en el jardín, es necesario conocer su composición mecánica. El método que deberá utilizarse para aumentar la acidez dependerá directamente de la composición del suelo.

El primer método es ideal para suelos bastante sueltos. En este caso, la mejor forma es agregar mucha materia orgánica al suelo. Los mejores remedios orgánicos son el abono, el estiércol o el musgo sphagnum. A medida que se lleva a cabo el proceso del humus, el pH del suelo comenzará a descender significativamente para que el proceso sea más efectivo y notable. Se necesitará una gran cantidad de materia orgánica.

El segundo método es adecuado exclusivamente para suelos densos y pesados, tales suelos generalmente se denominan arcillosos. En este caso, necesitarás mucho tiempo y mucha más energía para aumentar la acidez. Si decide utilizar la primera opción con dicho suelo, no se debe esperar nada bueno. Ya que con la ayuda de compuestos orgánicos solo elevarás el nivel alcalino del suelo.


La estructura, composición y propiedades de la litosfera.

Litosfera - la capa sólida superior de la Tierra, convirtiéndose gradualmente en esferas con una menor fuerza de materia e incluyendo la corteza terrestre y el manto superior de la Tierra. La litosfera es la parte más importante del medio natural, caracterizada por el área, relieve, cobertura del suelo, vegetación, subsuelo, así como espacio para todos los sectores de la economía nacional. El estado de la litosfera cambia con el tiempo bajo la influencia de fuerzas naturales y actividades humanas.

Una de las propiedades más importantes del suelo es su Fertilidad, es decir. la capacidad de proporcionar nutrición orgánica y mineral a las plantas. La fertilidad depende de las propiedades físicas y químicas del suelo.

El suelo es un medio trifásico que contiene componentes sólidos, líquidos y gaseosos. Se forma como resultado de interacciones complejas del clima, plantas, animales, microorganismos y se considera un cuerpo bioinerte que contiene componentes vivos y no vivos. Como resultado del movimiento y la transformación de sustancias, el suelo se divide en capas u horizontes separados. La proporción y extensión de los horizontes en profundidad depende del tipo de suelo; el horizonte superior, que contiene los productos de descomposición de la materia orgánica, es el más fértil. Se llama humus o humus, tiene una estructura granular o laminar. Humus representa residuos vegetales y animales descompuestos por microorganismos, destruyendo almidón, celulosa, compuestos proteicos. Su espesor es de 10¸15 cm.

Por encima del horizonte de humus es capa de basura vegetalLo que es llamado lecho... Consiste en restos vegetales aún no descompuestos. Debajo del horizonte de humus hay un infértil capa blanquecina 10-12 cm de espesor. Los nutrientes se eliminan con agua o ácidos, por lo que se llama horizonte de lavado... Además, se produce la roca madre.

Más del 50% de la composición mineral del suelo está formado por sílice, hasta un 25% está representado por alúmina, hasta un 10% por óxido de hierro y de 0,1 a 5% por óxidos de magnesio, potasio, fósforo, calcio.

Las propiedades químicas más importantes del suelo, que lo convierten en un reactor único, son la concentración de sales en la solución del suelo, la acidez, que influye decisivamente en la actividad de los microorganismos y la absorción de nitrógeno por las plantas, así como la capacidad de intercambio o absorción del suelo.

El contenido de agua del suelo depende de varios factores, incluidas la temperatura y las precipitaciones. Cuanto mayor sea la concentración de sales en la solución del suelo, menos estarán disponibles para las plantas. Los nutrientes del suelo ingresan a la planta a través de los extremos de la raíz en forma iónica.

En los procesos de formación del suelo, los organismos vivos, las bacterias y los hongos que habitan el suelo juegan un papel importante.

El hombre prácticamente no afecta a la litosfera, aunque los horizontes superiores de la corteza terrestre cambian mucho como consecuencia de la explotación de los depósitos minerales. La mayor transformación la experimenta el horizonte superficial más alto dentro de la tierra, que ocupa el 29,2% de la superficie terrestre e incluye tierras de diversas categorías, de las cuales el suelo fértil es de suma importancia.

En el suelo tienen lugar diversos procesos físicos, químicos y biológicos, que se alteran como resultado de la entrada de contaminantes. La contaminación del suelo está asociada con la contaminación de la hidrosfera y la atmósfera.

Las principales fuentes de contaminación del suelo son:

- edificios residenciales y empresas domésticas... Los contaminantes están dominados por residuos domésticos, residuos de alimentos, aguas residuales, residuos de sistemas de calefacción, hospitales, comedores, hoteles, tiendas, etc.

- empresas industriales... En los residuos industriales gaseosos, líquidos y sólidos, existen determinadas sustancias que modifican significativamente la composición química de los suelos, contaminándolos.

- Ingeniería de energía térmica. Además de la formación de escorias durante la combustión del carbón, la energía térmica está asociada con la liberación de partículas no quemadas a la atmósfera en hollín, óxidos de azufre y otras sustancias que ingresan al suelo.

- Agricultura... Fertilizantes y pesticidas utilizados para proteger las plantas de plagas, enfermedades y para controlar las malas hierbas.

- transporte... Durante el funcionamiento de los motores de combustión interna, se liberan intensamente óxidos de nitrógeno, plomo, hidrocarburos y otras sustancias, que se depositan en la superficie del suelo o son absorbidas por las plantas.

Fecha añadida: 15/12/2014 vistas: 67 | infracción de copyright


Ver el vídeo: 7 Usos De La Tierra De Diatomeas