Biodiversidad del Gran Sasso

Biodiversidad del Gran Sasso

CONSERVACIÓN DE ESPECIES AMBIENTALES

Cómo se protege la biodiversidad agrícola en
Parque Nacional Gran Sasso y Monti della Laga

Las áreas protegidas en Abruzzo (3 parques nacionales, 1 regional y alrededor de 100 reservas, en total 30% del territorio protegido) constituyen un enorme patrimonio naturalista que las comunidades y las políticas locales están obligadas a salvaguardar, bajo pena del proceso irreversible de degradación. y empobrecimiento de todo el sistema sociocultural-ambiental.

Por lo tanto, en los últimos 10-15 años, se han llevado a cabo diversos tipos de actividades de proyectos dentro de las áreas protegidas destinadas a salvaguardar y recuperar los recursos agroforestales-pastorales más importantes y característicos: floral-paisajístico, zootécnico, agroalimentario, agrícola. y recursos forestales.

Los territorios del Parque Nacional Gran Sasso-Laga (de unas 200.000 ha) son bastante extensos, involucrando 3 regiones, 5 provincias y 44 municipios, muchos de los cuales están ubicados en áreas casi inaccesibles e inalcanzables como para constituir verdaderos baluartes de la naturalidad pretendida como guarnición del territorio montañoso en el que confluyen estructuras históricas y antiguas como ruinas de castillos, iglesias, abadías, masías y pueblos abandonados y renovados, antiguos stazzi y residencias de pastores abandonadas y todavía utilizadas, pueblos con algunas decenas de medievales y renacentistas habitantes donde aún se respira un ambiente de antaño y de sabores olvidados.

Los paisajes agrícolas de estos entornos tienen sus raíces en el período itálico.

Se caracterizan por: terrazas, campos abiertos de lentejas cicerchie, patatas y azafrán, almendros, viñedos y olivares, pastos de altura.

Los productos típicos que derivan de él y que también han conquistado las denominaciones IGP son: la Lenteja de S. Stefano di Sessanio, la Cicerchia de Castelvecchio Calvisio, los garbanzos negros y rojos y el Azafrán de Navelli, el Moscatello di Castiglionea Casauria y el Uva pecorino de las colinas del río Tronto, las castañas del valle de Tronto.

El pastoralismo trashumante de Abruzzo ha representado un punto de referencia entre el sur de Italia y el norte de Italia desde que desde el 700 los rebaños trashumados de Abruzzo al Tavoliere di Puglia y posteriormente a la campiña romana.

Las razas pioneras de la trashumancia de Abruzzo son el Gentile di Puglia y el Sopravvisana con actitud lechera y también para la lana, especialmente el Gentile.

Es gracias a la trashumancia que se han formado pueblos y ciudades como L'Aquila, que han agregado comunidades enteras y que ahora construyen un atractivo polo de fuerte atractivo precisamente por las peculiaridades intrínsecas y casi intactas de algunas realidades.

En los últimos años se ha establecido una red de colaboración entre diversas entidades que giran en torno al parque como los GAL, L’ARSSA, 4 presidentes de Slow Food, consorcios y asociaciones de productores; todo esto para hacer más utilizable el complejo sistema del área protegida, incluso si es bastante heterogéneo dada la coexistencia de 3 regiones y 44 municipios que cubren casi la totalidad del área protegida que cae dentro del centro de Italia.

Entre las intervenciones de proyectos más significativas llevadas a cabo por el Parque en los últimos años se encuentran:

  • la recuperación del germoplasma de variedades y cultivares hortícolas, cereales y frutos autóctonos para la recuperación de variedades antiguas en riesgo de extinción con el necesario aporte de los agricultores que actúan como "protectores" de las mismas (var. de patata Turquesa, var. de patata Fiocco di neve, variedad de trigo blando Solina, variedad de manzanas Renetta y almendros autóctonos);
  • la recuperación de especies silvestres de valioso valor ambiental como la gamuza de Abruzzo;
  • la recuperación de la flora local (Genepì Apenninico);
  • la valorización, almacenamiento y comercialización de lana de esquila tratada y procesada;
  • el mejoramiento y tipificación de la miel del área protegida;
  • la mejora de los quesos pecorino locales (Pecorino di Farindola y Canestrato di Casteldel Monte).

Todas las actividades se llevan a cabo en colaboración con diversas entidades: GAL locales, Universidades de L'Aquila y Roma, FAI (Federación de Apicultores Italianos).

Las herramientas a través de las cuales los Parques intervienen en el territorio son:

1) el plan del parque
2) el plan socioeconómico del Parque.

Se observa cómo la extensión de las áreas afectadas por usos agrícolas, identificadas en las clases "tierras arables en áreas de secano", "sistemas complejos de cultivo y parcelas", "áreas ocupadas por cultivos agrícolas con presencia de espacios naturales", Los "prados estables" y los "olivares" que en conjunto ocupan alrededor del 5,6% del territorio se reducen en comparación con la cobertura de áreas boscosas que en cambio se extiende por casi 70.000ha equivalentes a aproximadamente el 48% del territorio total del área protegida.

Un área equivalente a aproximadamente la mitad de la cubierta de bosque son las "áreas de pastos naturales y pastizales de gran altitud" que ocupan el 24% del territorio, concentradas principalmente en el lado suroeste del macizo del Gran Sassone donde solo los pastos del he la meseta de Campo Imperatore se extiende por más de 10,000ha y en el Monti della Laga ocupan todas las áreas por encima de 1700m.

La presencia en el Parque de algunas áreas con una vocación agrícola más marcada es evidente debido a la concentración de las diversas formas de uso agrícola de la tierra y sobre todo de tierras arables como la cuenca del Amatrice y el llano de Capestrano.

En las zonas más marcadamente montañosas, la forma predominante de actividad agrícola es la de pastos permanentes mientras que la de tierra cultivable es completamente marginal; esta situación ha llevado a una intensificación de la ganadería extensiva principalmente trashumante. Actualmente, sin embargo, estamos asistiendo a un desarrollo del sedentario.

El lado del Parque donde se encuentra la agricultura profesional es el de Lazio con especial referencia a la cuenca de Amatrice: aquí en la base de las montañas de Laga una vasta área casi plana intensamente cultivada con cereales y forrajes con la presencia de numerosas granjas con dirección zootécnica con ganado lechero. Otra zona interesante es la llanura de Capestrano donde se cultivan cereales y cultivos forrajeros en la llanura y olivos en las colinas.

Una connotación particular tienen entonces algunos municipios como Castel del Monte, Calascio, Castelvecchio, Calvisio y S. Stefano di Sessanio donde existe un extenso sistema de campos abiertos hasta 1300-1400 m.

También aquí nos enfrentamos a un intento extremo de desgarrar los espacios de cultivo de los entornos naturales, dando lugar así a la formación de un sistema de campos que muchas veces coinciden con valles nevados en los que la lluvia ha favorecido la acumulación de suelos más aptos para el crecimiento. de plantas, que con la tenaz acción del hombre se ha transformado en suelo apto para el cultivo.

En estos campos se cultivan alternativamente cereales, cereales secundarios y legumbres pequeñas (lentejas, garbanzos).

Una de sus particularidades presenta todo el lado norte y este de la sierra de Laga, donde la actividad agrícola profesional ha desaparecido por completo y los espacios antes cultivados ahora son reemplazados por vegetación espontánea.

En agricultura, las regiones deciden mediante la aplicación del PSR (Plan de Desarrollo Regional) y medidas relacionadas.

Además de las Leyes y Normas Obligatorias relativas a la Condicionalidad, de obligado cumplimiento para las explotaciones agrícolas desde 2005), también existe la Ley 394/91 (Ley Marco de Áreas Protegidas) que prevé la redacción de 1) Plan de Parque y 2) Socioeconómico Plano del Parque.

A través de proyectos nacionales y regionales en convenio con los GAL locales, ItaliaLavoro y la Región, el Parque ha intentado en los últimos 10 años establecer un sistema de relaciones e infraestructuras involucradas en la difusión y protección de los intereses locales.

Hace unos años se estableció el servicio agroforestal-pastoral.

Actualmente, todas las empresas que quieran utilizar el logo del Parque Gran Sasso-Laga para la comercialización de productos deben cumplir con las normas de certificación de calidad ambiental, ISO 14.000 u otros protocolos de certificación nacionales establecidos por los organismos de certificación.

Las especificaciones emitidas por la autoridad del parque deben ser respetadas y su aplicación está garantizada por las empresas a través del control de los organismos de certificación.

Las Autoridades del Parque en general no se ocupan directamente de la agricultura sino de la salvaguarda de su biodiversidad, eso sí, a través del desarrollo de los Planes del Parque y la implementación de todas las normativas específicas relativas al mantenimiento de las áreas protegidas dentro de ellos tales como:

  • Protección y salvaguardia con respecto a la prohibición de encender fuego
  • Protección y salvaguardia con respecto a la prohibición de acampar libremente
  • Protección contra la prohibición de automóviles.
  • Protección contra la prohibición de utilizar el logotipo del parque sin la correspondiente solicitud para la comercialización de productos.
  • Protección de empresas mediante compensación económica por los daños sufridos a los cultivos

Hay ejemplos, en los últimos años, de fallas o agregación inadecuada de la oferta comercial de productos típicos como el pecorino Canestrato di Casteldel Monte y el pecorino di Farindola (actualmente ambos DOP) para los cuales se descuidaron respectivamente:

  • el elemento principal de la cadena de suministro es su artesanía en beneficio de un proyecto cooperativo que luego fracasó debido a su característica empresarial demasiado incisiva (para el Pecorino di Farindola);
  • el elemento de protección de los pequeños productores por parte de las administraciones locales frente a un único gran productor especializado que había conquistado su gran participación en el mercado.
    En ambos casos, hubo poca o ninguna protección de los productos y productores por parte de las instituciones locales precisamente con la consecuente inhomogeneización y desagregación de la oferta con fallas de asociación e iniciativas cooperativas en perjuicio de toda la comunidad rural y no.
    Su muy delicado e importante papel está obviamente protegido y apoyado tanto técnica como económicamente por la propia Autoridad del Parque, por la Agencia de Desarrollo Agrícola (ARSSA) y por los Grupos de Gestión Local (GAL) a través de la implementación de proyectos nacionales e internacionales.

Por lo tanto, es deseable en Abruzzo que entre las Autoridades del Parque, los productores y las instituciones locales haya un intercambio continuo y una sinergia continua para que las realidades rurales y agrosilvopastoriles de las áreas protegidas puedan ser mejoradas y mejoradas.

En los últimos 10 a 15 años este esfuerzo también ha sido considerable dada la cantidad de proyectos e iniciativas tanto regionales como nacionales disponibles.

Ahora es necesario un nuevo esfuerzo para que estas potencialidades se hagan realidad de hecho a través de la radicalización y desarrollo de los objetivos marcados en un esfuerzo común por pertenecer a un mismo patrimonio. Los Parques Nacionales y SIC (Sitios de Importancia Comunitaria) son los espacios que protegen principalmente porciones de territorio con altos valores biológicos y, sin embargo, también hay áreas de alta biodiversidad, generalmente estribaciones que quedan excluidas de la protección.

La recuperación de variedades locales y cultivares de hortalizas y árboles frutales es parte de los diversos proyectos que actualmente impulsa e implementa la Autoridad del Parque junto con la Universidad, GAL, ARSSA y tiene como objetivo ofrecer a los agricultores la oportunidad de utilizar semillas autóctonas locales y comercializar sus productos finales convirtiéndose así en los "Guardianes" de la biodiversidad agrícola del Parque.

Dra. Antonella Di Matteo


Video: Biodiversidad